¡Llámanos!

La pandemia global del coronavirus que azota a medio mundo ha suscitado un fuerte debate en el sector de la arquitectura. Los especialistas se hacen las siguientes preguntas: ¿cómo puede la arquitectura moderna mejorar la vida de las personas al tiempo que contribuye a evitar futuras pandemias? ¿cómo se ha de enfocar la construcción de espacios públicos compartidos? Algunas de las tendencias de los últimos años se encuentran sometidas a debate tras la amenaza del Covid 19. En poco más de dos meses, el universo de la arquitectura se ve obligado a repensarse. Analizamos las principales cuestiones al respecto.

Relativo a las condiciones de seguridad que exige a los proyectos, el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España recomienda una serie de medidas para evitar la propagación del virus que se pueden leer en esta web. Al incremento del cuidado por la higiene personal o el distanciamiento entre individuos, se suman la entrada escalonada de los trabajadores a las obras para evitar aglomeraciones, los controles de medición de temperatura o la paralización inmediata de la obra en caso de que algún empleado sea portador de la enfermedad.

Muchas empresas del sector, por su parte, han activado desde hace semanas la opción de teletrabajo para todos aquellos empleados que puedan desarrollar sus tareas desde casa. Tras estas medidas, muchos se preguntan si el modelo de trabajar en la oficina se habrá de repensar ante la amenaza de una pandemia. El teletrabajo permite a las empresas desarrollar el talento en cualquier localización geográfica y ahorrar gastos asociados al mantenimiento de los edificios. Este nuevo paradigma plantea una evolución en el diseño de los espacios de oficina o en espacios de trabajo alternativos y la arquitectura deberá dar una respuesta eficiente. Manuel García Palomo, profesor del Máster en Dirección de Personas y Desarrollo Organizativo de ESIC, recomienda en una entrevista: “El trabajador tiene que reconocer qué se necesita en cada momento, establecer un criterio de importancia y ser disciplinado”.

En referencia a la seguridad de los espacios públicos, especialmente los muy concurridos, la arquitectura se enfrenta al reto de diseñarlos con el fin de que cumplan con las máximas condiciones higiénico-sanitarias que eviten la posible propagación de futuras epidemias. Manusa, compañía internacional dedicada al diseño, fabricación y distribución de accesos inteligentes, ha publicado en su web qué pueden aportar al respecto las puertas automáticas, capaces de facilitar la entrada y salida de los edificios sin necesidad de tocarlos, evitando así el posible contagio a través de las manos y ayudando a frenar la propagación del virus.

En los últimos días estamos viendo cómo el sector de la salud está particularmente afectado y exigido por el COVID-19. En diversas ciudades a lo largo del mundo, se están construyendo unidades temporales de atención y hospitales provisionales. A este respecto, la arquitectura hospitalaria, cuyo planteamiento se centra específicamente en dar respuesta a necesidades sociales y de carácter sanitario, debe encontrar soluciones de urgencia para mejorar las condiciones tanto de pacientes como de personal médico. Conceptos como el acceso universal o la disgregación de los enfermos para evitar contagios en masa son algunas de las mejoras planteadas por la arquitectura hospitalaria que, a lo largo de la historia, ha tenido que adaptarse a la evolución tanto de la medicina como de la sociedad.

Siempre fue un tema fundamental para el sector de la arquitectura, pero la preocupante actualidad provoca que, de ahora en adelante, además de ser una herramienta para crear entornos con tecnología de vanguardia, accesibles y al mismo tiempo confortables, deberá tener más presente si cabe las condiciones de seguridad sanitarias para desarrollar las funciones oportunas de contención de futuras epidemias. La seguridad de la sociedad exige este esfuerzo.

ECO Steel es una empresa dedicada a la construcción de viviendas comerciales y domésticas, edificios, módulos transportables, casas de juegos, fábricas, oficinas y mucho más.

Marcelo Tapia, representante de la firma, dialogó con HOGAR y brindó detalles acerca de los beneficios de la construcción en seco, su avance en el mundo, y el crecimiento específico en Argentina, uno de los cuatro países latinoamericanos en los que más se utiliza el sistema.

“Nosotros ofrecemos un servicio completo, tenemos asesoramiento profesional sin cargo, diseño y nos encargamos de la construcción. Tratamos de mostrar las ventajas de un sistema que tiene 200 años, y que en Argentina se conoce poco”, cuenta Tapia.

“Steel Framing es hacer una obra de arquitectura, cualquiera sea, y llevarla a una pieza de ingeniería. En base a eso se construye a partir de un sistema en seco, que es tres veces más rápido y que asegura costos”, reafirma.

“El sistema de construcción en seco te permite hoy estar seguro de cómo aislar tu casa. Una casa de 100 metros cuadrados se realiza en 90 días, sin limitaciones de arquitectura. No tenemos modelos de casas, el valor es por metro cuadrado. En base al diseño y a las verificaciones trabajamos con los clientes buscando poner por delante la relación costo beneficio”, detalla Tapia sobre los detalles del sistema Steel Framing.

En auge

Chile es el primer país de Sudamérica en cuanto a construcción en seco. Le siguen Uruguay, Paraguay y Argentina, en ese orden.

“El mundo está dejando de construir en ladrillo. Cada vez hay más construcciones en seco, cada vez hay más información en redes. La gente tiene que volcarse a las empresas constructoras, o a constructores con experiencia en construcción en seco”, subrayó.

En 2018 ECO Steel realizó una capacitación para 120 arquitectos del Distrito VI de la provincia de Buenos Aires, y para el transcurso de este año espera repetir esa experiencia.

“Buscamos transmitir a los profesionales la seguridad, nuestro sistema de construcción es perfecto, no tiene fallas ni fisuras. Poner cuatro perfiles parados y revestirlos con madera no es Steel Framing, hay que asesorarse”, diferencia el empresario.

Características

Los materiales utilizados pesan un 70 por menos que los de una construcción tradicional. La composición de estos aporta una mayor aislación térmica y acústica, posicionando a la vivienda en lo más alto en materia de confort.

Las viviendas de Steel Framing son catalogadas en la categoría de “casas sustentables”.

El diseño está ligado a la imaginación, no tiene límites. No hay que pensar en Steel Framing como sistema de construcción preestablecido, ya que todo tipo de ideas constructivas pueden llevarse a cabo. Un arquitecto podrá realizar los planos y nosotros llevaremos el proyecto a una ingeniería de detalle para construirlo.

Steel Framing es un sistema constructivo abierto, ampliamente utilizado en Estados Unidos y los países de Europa. Una de sus características principales tiene que ver con el proceso constructivo es su condición de montaje en seco. En una edificación realizada bajo este sistema el rendimiento de los sistemas de calefacción y refrigeración se optimizan ampliamente.

En este contexto los desarrolladores extranjeros y nacionales lograron planificar y construir una cantidad razonada de proyectos, bajo las modalidades de hechos a la medida (BTS) o especulativos, que mantuvieron un mercado que en general mostró niveles de vacancia sanos y precios atractivos, todo ello apuntalado por un engranaje financiero que fortaleció la creación de nichos tanto por submercados como por productos inmobiliarios.

La Zona Metropolitana de la Ciudad de México lidera la mayor incorporación de nueva oferta de naves industriales durante el 2019 con un total de 772.4 mil m², de las cuales en su mayoría fueron de proyectos especulativos de clase A, seguidas de Monterrey con 598.2 mil m², Tijuana con 248 mil m² y Guadalajara con 223.4 mil m². Por su parte, Querétaro y Mexicali que incrementaron sus inventarios en 3.7% y 4.5% adicionan a sus respectivas ciudades 176.0 mil m² y 114.5 mil m². Cerramos con Saltillo y Tecate donde se registraron los menores incrementos y adicionaron 72.5 y 15 mil m², respectivamente a cada mercado.

Tomando de referencia lo anterior, tenemos que los mayores crecimientos de inventario anual se registraron en Guadalajara con 7.3%, Ciudad de México con 5.2% y Monterrey con 5.2%.

Al cierre del 4T 2019 comienza la medición de otros tres mercados industriales del Bajío como son Guanajuato, San Luis Potosí y Aguascalientes, cuyos inventarios de arranque superan los 9 millones de m² en su conjunto en naves Clase A. Si a estas tres ciudades las unimos con Querétaro conformando así la zona del Bajío, el inventario alcanza los 14 millones de m², cifra que representa 36.8% más que el inventario de naves industriales Clase A de la capital del país.

Para el indicador de vacancia, la mayor cantidad en términos absolutos se sitúa sobre Ciudad de México con 491.3 mil m², mientras que en términos relativos le pertenece a Guanajuato con una tasa del 8%, esto con respecto a su inventario. Guadalajara y Tecate, al igual que Ciudad de México, incrementaron sus espacios vacantes en 80 y 60 puntos base reflejando las cantidades de 127 mil m² y 39.5 mil m², respectivamente, al cierre del 2019. En sentido contrario, con una disminución de sus espacios vacantes encontramos a Tijuana que arroja una vacancia de 135.9 mil m² y Mexicali 98.1 mil m², que representan una contracción de 2% y 1.8%, en cada uno de sus mercados. Finalmente, Querétaro y Monterrey también disminuyeron sus espacios vacantes señalando tasas de vacancia de 3.8% y 5.6 %, respectivamente.

El mercado industrial, durante el 2019, se caracterizó por contar con tasas de vacancias bajas, pero aún sanas, en la mayoría de los mercados. Esto principalmente por la creciente demanda que hubo en la mayoría de los mercados. De los 12 mercados monitoreados por Solili, 89 de ellos cuentan con tasas de vacancias inferiores al 5%.

Respecto a los precios de renta observamos mercados en equilibrio donde el máximo precio unitario de renta se ubica en Ciudad de México, seguido de Tijuana, Guadalajara y Monterrey con $5.26, $4.74, $4.52 y $4.31 USD/m²/mes, respectivamente. Comparados con los resultados al cierre del 2018, los mercados que registraron ajustes al alza fueron Ciudad de México con un incremento de 41 centavos de dólar, y Tecate y Mexicali ambos con incremento de su precio de renta en 11 centavos de dólar. En el caso de Saltillo y Puebla se reflejó una contracción ligera del precio en 11 y 2 centavos de dólar, respectivamente. Tijuana y Monterrey cierran el 2019 sin variación de precios, con respecto al 2018 y Querétaro con apenas un ajuste por encima de un centavo de dólar para cerrar con $4.10 USD/m²/mes.

En general, en el indicador de precios de renta para el 2019 podríamos inferir que los mercados se mantuvieron estables, salvo en la Ciudad de México, el cual reportó un incremento cercano al 10%. Destaca que el incremento se presentó solo en los edificios tipificados como clase A, ya que las naves clase B tuvieron un decremento del 3%.

En el indicador de construcción, Monterrey lidera con la mayor cuantía a nivel nacional con un total de 512 mil m² al finalizar el 2019, impulsado en su mayoría por proyectos hechos a la medida que representan un incremento del 37.8% con respecto al mismo trimestre del año anterior. Tan solo durante el último trimestre del 2019 un total de 18 nuevos proyectos iniciaron construcción, de los cuales el 63% son tamaños superiores a 20 mil m².

Ciudad de México, donde se concentra la mayor cantidad de proyectos especulativos del país, reflejó una contracción de 19.6% con respecto al 4T 2018, para cerrar el 2019 con un total de 371.8 m². Asimismo, la ciudad de Tijuana con 214.7 mil m² ocupa el tercer lugar de construcciones a nivel nacional y registró un incremento de 12.3% si lo comparamos con el cierre del 2018, en donde 57% de los proyectos se ubican en el corredor El Florido-Boulevard 2000. Guadalajara por su parte mantuvo su nivel de construcción casi constante comparando el cierre del 2018 y el 2019, con un ligero incremento del 2.9 por ciento.

El mayor incremento, en la comparativa anual la tiene el mercado industrial de Querétaro el cual reporta 47.6% más de la cifra reportada al cierre del 2018. El corredor que ha tenido el mayor crecimiento en este indicador es Aeropuerto, el cual concentra el 67% de la cifra de construcción total del mercado.

Aunque la actividad de construcción ha sido constante en la mayoría de los mercados, en otros, como es el caso de la Ciudad de México puntualmente, se ha visto frenada por la falta de terrenos con infraestructura, específicamente en zonas industriales tradicionales como es el caso de los corredores del CTT (Cuautitlán, Tultitlán y Tepotzotlán); sin embargo, en mercados de tamaños medianos como es el caso de Querétaro la construcción ha incrementado gracias a la llegada de nuevos desarrolladores, que anteriormente no tenían presencia en estos mercados.

En el plano económico ha permeado la incertidumbre a nivel nacional durante el 2019, la demanda de espacio industrial durante este periodo reporta incrementos en la mayoría de los mercados. Durante el 2019, la demanda neta de la Ciudad de México, fue de 705 mil m², reportando un incremento anual del 5.1%. Por otra parte, el mercado que presentó el mayor crecimiento en la demanda fue Monterrey, el cual creció en un 60%, esta demanda estuvo impulsada mayormente por los proyectos hechos a la medida de empresas del sector automotriz y manufacturero.

En términos relativos, el mayor incremento en la demanda lo reporta el mercado industrial de Guadalajara, el cual casi duplica la cifra de lo que se demandó en 2018 y cierra el 2019 con una absorción neta total de 218 mil m². Empresas de diferentes giros establecieron este año sus centros logísticos y manufactureros en esta ciudad lo que hizo que este indicador repuntara.

La demanda neta en Tijuana durante el 2019 fue de 377 mil m² y representó un incremento del 11% a lo reportado en el 2018.

La demanda es el indicador que permite inferir que 2019 fue un buen año para la mayoría de los mercados. Tomando de referencia los volúmenes de absorción que se presentaron durante el año en el país, nos permite afirmar que México se afianza como uno de los centros industriales de latinoamérica y del mundo.

En términos generales en el 2020 se extiende la tarea de generar un ambiente de confianza entre los inversionistas donde deben detectar con certeza aquellos mercados y segmentos de mayor oportunidad. Ciudad de México se proyecta con demanda que continuará en crecimiento, proveniente en su mayoría de empresas del sector logístico. Para el caso de Monterrey, parece inclinarse a la producción de BTS bajo la modalidad de pre arrendamiento, sin embargo, al ser la segunda ciudad más importante a nivel nacional, esperamos que empresas del giro logístico se instalen en este mercado.

Con la llegada de nuevos desarrolladores y la expansión de los locales, estimamos que Guadalajara experimente un crecimiento en el inventario y la demanda industrial, ya que cuenta con la infraestructura y mano de obra para que esto sea posible.

Ante las bajas tasas de vacancia que se reportan en el mercado de Tijuana, esperamos que nuevos parques se desarrollen en la ciudad, mientras que estimamos un 2020 con una demanda constante con tendencia al alza, ya que con la firma del T-MEC, las ciudades fronterizas serán unas de las más beneficiadas al ser los centros manufactureros más importantes del país y de los cuales Tijuana, y las ciudades de Baja California como Tecate y Mexicali, forman parte.

En lo que respecta al Bajío, consideramos que la ciudad de Querétaro seguirá, durante 2020, con un ritmo de construcción y demanda, similar a lo reportado durante el 2019. Guanajuato seguirá incrementando su inventario y fortaleciendo su red de parques industriales convirtiéndose en una de las ciudades con mejor desempeño cara al próximo año donde la demanda del sector automotriz será clave para que este mercado mantenga los ritmos de crecimiento que reportó en años anteriores.

El 2020, para el mercado inmobiliario industrial de México, se vislumbra con tendencia positiva ante los hechos que ha habido recientemente a nivel internacional como son la guerra comercial de estados Unidos y China y por otro lado la firma del T-MEC, en lo respectivo al plano nacional, será necesario mayor certidumbre económica para los inversionistas, de tal manera que vean en México las condiciones propicias para la inversión y el desarrollo de sus capitales.

Preocupa a Concamin caídas de la construcción en niveles de menos 8 por ciento, en 20 entidades federativas para el año 2019.

La Confederación de Cámaras Industriales en la República Mexicana (Concamin) instó a las autoridades federales a implementar una estrategia nacional “que integre en una sola dirección la acción del estado en materia de infraestructura”.

En tal sentido, subrayó que uno de los elementos clave para trabajar en la instrumentación de una política económica integral, con fuerte fundamento en el mercado interno es, justamente, la industria de la construcción.

Otros de los elementos que la Confederación señaló son las empresas que fabrican los insumos intermedios y el sector educativo, con la elaboración de planes, programas y recursos humanos adecuados a las necesidades del sector.

Las Cámaras Industriales alertaron que el contexto económico del año pasado no ha mejorado. Entre los desafíos, mencionan, se encuentra la caída del PIB en 2019, la desaceleración de la industria mundial, problemas de salud pública, volatilidad financiera y los problemas estructurales de la república.

Recordaron con preocupación que en 20 entidades federativas se registraron bajas considerables de -8% en promedio en la industria de la construcción.

El Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) aseguró que la gravedad en la caída de la construcción va más allá de un número a la baja, al tener un factor de relevancia social importante y pendiente en el tiempo, como es el de dotar de infraestructura acorde con los tiempos y las demandas sociales.

“La caída del sector de la construcción en 2019 mantiene viva una de las herencias menos favorables para la economía y sociedad mexicana: sin infraestructura moderna y de calidad se prolongan las condiciones restrictivas que impiden la superación de la pobreza, la informalidad y la marginación en la que viven millones de mexicanos».