¡Llámanos!

Category Archives: Uncategorized

Cuando tenemos que realizar un revestimiento en superficies con grandes dimensiones, lo mejor que podemos hacer es valorar las distintas opciones que mejor se adapten a estas necesidades como son el microcemento y también los pavimentos industriales. Con el objetivo de ayudar a tomar la decisión más adecuada, vamos a conocer las ventajas y diferencias entre el microcemento y los pavimentos industriales.

Qué es el microcemento y cuáles son sus ventajas

Tanto el microcemento como los pavimentos industriales son soluciones efectivas, con mejores calidades y resultados y mucho más duraderas que otras alternativas tradicionales, pero vamos a empezar a conocer mejor el microcemento, ya que se trata de una de las últimas tendencias para todo tipo de construcciones, muy especialmente en grandes extensiones como centros comerciales, oficinas, en el hogar tanto interior como exterior, naves, salones, etc.

Se trata de un compuesto que se produce a partir de la mezcla de cemento más un agregado que puede ser fibra, polímeros o también áridos específicos.

En el mismo proceso de preparación, se procede a añadir los pigmentos, los cuales serán los encargados de dar el color definitivo en el que estemos interesados, lo que evita que haya que estar realizando retoques con el paso del tiempo.

En cuanto a las ventajas del microcemento, podemos hacer especial hincapié en:

  • Su grosor es mínimo, ya que parte de tan solo 3 mm.
  • Evitamos tener que levantar el suelo anterior, lo cual reduce las obras y los costes derivados.
  • Tiene una gran resistencia al uso y al paso del tiempo.
  • Su precio es mucho más económico que otras alternativas.
  • Una vez finalizado el trabajo, la superficie se presenta pulida, sin la necesidad de pasar la pulidora.
  • No hay que realizar juntas de dilatación, lo que evita la acumulación de suciedad, mantiene una mejor higiene y a la vez es una superficie sin cortes y mucho más estética.
  • Además de usarlo en el suelo, también es ideal para escaleras, encimeras y paredes.
  • Permite la coloración y garantiza la uniformidad.
  • No se agrieta con el paso del tiempo ni con el uso.
  • Podemos aplicar pigmentos de multitud de tonalidades.
  • No hay que repintar con el paso del tiempo, ya que el color es propio de la mezcla utilizada.

    Los pavimentos industriales y sus ventajas en grandes extensiones

El pavimento industrial, también conocido como cemento pulido, es una solución que está indicada para grandes superficies que van a ser sometidas a un trabajo constante y de considerable dureza, lo que lo hace ideal para naves y lugares de paso frecuente, grandes cargas, etc.

Cabe destacar que existen diferentes tipos de pavimentos industriales en función del componente utilizado para la mezcla, por lo que en cada caso y en función de las necesidades se podrá optar por uno u otro, contando todos ellos con cualidades muy similares que lo convierten en una alternativa fantástica.

Son muchas las ventajas de los pavimentos industriales, entre las cuales podemos destacar:

  • Se pueden hacer suelos de tan solo cinco centímetros sin comprometer la calidad y resistencia.
  • Es un sistema que garantiza la máxima durabilidad.
  • Resiste muy bien al desgaste del uso diario.
  • No se agrieta.
  • Ofrece una superficie pulida que no provoca rozamiento.
  • Es estético, ya que se pueden hacer grandes extensiones con una apariencia lisa y brillante.
  • Se puede pintar de diferentes colores.
  • Está pensado para soportar grandes cargas.
  • Se adapta a naves industriales, centros comerciales, oficinas y a cualquier otra obra de gran extensión.

El microcemento y los pavimentos industriales son soluciones efectivas que ofrecen un sistema completamente adaptado a nuestras necesidades, de manera que podremos disfrutar de numerosas ventajas como son una superficie más resistente, sin cortes o incluso con un grueso mínimo evitando tener que levantar el suelo antiguo para mantener el nivel.

Como parte de las acciones que el sector inmobiliario ha estado desarrollando, en aras de generar discusión y planteamientos nuevos para hacer frente a las consecuencias que el Covid-19 dejará en el gremio, la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) y la consultora McKinsey & Company realizaron un foro virtual del que emanaron algunas propuestas para atender la recuperación de la industria inmobiliaria.

Reconocieron que la ‘nueva ormalidad’ es el contexto para tener en cuenta para orquestar planes de corto y mediano plazo para afrontar los efectos económicos que las medidas de contención del virus dejaron en el país.

Así, propusieron una estrategia de 4 etapas, algunas de las cuales ya sucedieron:

Resolver: En esta etapa, explicaron, se definió la capacidad de respuesta ante la aparición del coronavirus y su rápida propagación por el mundo. Los puntos clave en esta etapa son la nueva dinámica que se haya desarrollado con trabajadores, clientes y socios.

Resistir: Las gestiones por realizar cuando se implementó el confinamiento a nivel nacional son parte de esta segunda etapa, en ellas destaca la dirección y gestión de efectivo a corto plazo y los efectos económicos de un cierre parcial de operaciones.

Regresar: Desde mediados de mayo, las empresas y ciertos sectores ‘esenciales’, donde entra la construcción, debieron estar preparando el regreso a la ‘Nueva Normalidad’ el 1º de junio con planes, protocolos y estrategias. ADI y McKinsey hacen hincapié en que estos planes deben contemplar escenarios varios posibles y la aspiración a recuperar ritmos de desempeño y recuperación con rapidez.

Reimaginar: El futuro no es como se tenía previsto antes del embate del Covid-19, ese concepto es esencial para tener en cuenta, según los especialistas, y en ese sentido instan a reimaginar como serán las nuevas condiciones de mercado post-Covid-19 y, en esa línea, adaptar oferta como industria.

Sector inmobiliario con panorama sombrío para 2020

En la reunión virtual los participantes coincidieron en que el panorama ‘es retador’ en cada uno de los segmentos del gremio, algunos de los puntos que sustentan esta afirmación son los siguientes:

Vivienda: La expectativa de compra, en los próximos 12 meses va a la baja luego de la emergencia sanitaria.

Retail: El cierre de cadenas comerciales con más de 7 semanas y contando tiene en jaque las rentas, mismas que han caído un 40%, estimaron. Sin embargo, otros subsegmentos del retail como las tiendas de conveniencia y la reconversión de tiendas físicas al comercio electrónico pueden darle esperanzas al subsector.

Oficinas: La Ciudad de México presenta ya una situación de sobreoferta de espacios corporativos. Y esto puede empeorar; McKinsey incluso añadió que el 70% de los inversionistas considera reducir espacios en nombre de la reducción de costos.

Turismo: Para McKinsey el desafío se encuentra en que el subsector esté listo para ofrecer al mercado experiencias digitales que permitan recuperar clientes.

La nueva normalidad implicará una nueva forma de trabajo y ningún sector se va a escapar de este cambio, mucho menos la construcción. Es por ello que para volver a levantarse y funcionar como funcionaba antes de la actual situación se van a tener que aplicar muchas medidas y cambios, tal y como comentó el profesor de la universidad de Pretoria, el Dr. Giel Bekker.

«Siendo optimista, creo que la industria de la construcción se recuperará más rápido de lo que esperamos, debido a una renovada conciencia de su capacidad de preservación y creación de empleo.» Señalaba el profesor, aunque también mencionaba la importancia de recibir inversiones tanto del sector público como del privado.

Al igual que advierte sobre las necesidades de inversión, Bekker también señala la importancia de que las empresas de construcción aumenten su productividad, ya que ahora están en el 60-70% y no es sostenible. Para ello se debe mirar el control de procesos y de inventarios. «Se dispone de varias plataformas en línea para gestionar la entrega de material al sitio e incluso la movilización a pedido de plantas y equipos. En los últimos dos años se han creado más de 1.000 empresas de tecnología de la construcción, centradas en diversas aplicaciones para mejorar la gestión de la construcción.» Señala Bekker.

La importancia de revalorizar la construcción

«No necesitamos reinventar la rueda – hay muchas herramientas, técnicas y buenas prácticas que pueden ser exploradas, personalizadas y aplicadas en el lugar de trabajo.» Con estas palabras Bekker apuntaba que para buscar el avance del sector es necesario cambiar todos los métodos, pero si aprovechar las oportunidades que se presentan para innovar.

Los peligros del sector

Uno de los grandes peligros es que pese a tener una baja demanda las empresas del sector se sobreextiendan y se comprometan a realizar trabajos en plazos que no podrán cumplir. Es por ello, que el Dr. Giel Bekker considera necesaria una colaboración en el sector que no implique competencia entre ellos. «Aprendiendo del Instituto de la Industria de la Construcción, hay espacio para que las empresas y organizaciones entierren el hacha de guerra de la competencia y se comprometan con los desafíos comunes y las mejores prácticas. Esto podría incluir proyectos de investigación centrados y la redacción de estudios de casos sobre proyectos terminados para el aprendizaje futuro.»

De acuerdo con Patricio Domínguez, director para el sector industrial de Newmark Knight Frank (NKF) los bienes raíces en México vienen arrastrando tiempos complejos que se dieron con el cambio de administración y la actual situación, que han afectado a ciertos sectores y corredores industriales.

Sectores como el automotriz, manufactura, maquila y retail han sido los que han registrado el mayor impacto de las actuales circunstancias, por lo que se estima, tomará un año en recuperarse. Sin embargo, destaca que a pesar de los escenarios poco favorecedores, se mantiene el optimismo con respecto a las operaciones del sector logístico y el comercio electrónico.

Hasta el primer trimestre del presente año, el mercado industrial registró una contracción en la demanda de naves industriales y por ende un aumento en la disponibilidad con 700 mil m², teniendo una tasa de disponibilidad del 6.1 por ciento.

Este año la toma de decisiones son conservadoras y algunos proyectos están en espera de conocer la reanudación de actividades. En 2019 se registró la demanda de 700 mil m² colocados en arrendamiento y en compra-venta en la ZMCM y venían de 5-7 años anteriores con niveles récord por arriba del millón o millón y medio de m². Este año en los primeros cinco meses hay 200 mil m² colocados, lo que muestra una desaceleración que llevará a casi 500 mil m² al cierre de 2020. Un año bajo para los récords que se tenían y tomará entre 9 y 12 meses recuperarse”, señaló Patricio Domínguez.

No obstante, el mercado inmobiliario industrial de la Ciudad de México y su zona metropolitana (ZMCM) ha presentado signos positivos, ya que las ventas por los canales digitales ha incrementado en el último par de meses, ya que tres de cada 10 pymes han implementado una estrategia de operaciones virtuales.

Asimismo, agregó que la ZMCM está conformada en un 90% por empresas de logística y distribución, con un inventario de naves industriales clase A de seis millones de metros cuadrados.

El directivo destacó que los corredores CTT (Cuautitlán-Tultitlán-Tepotzotlán) y Toluca son los que seguirán con una mayor actividad, con casi 500 mil m² de edificación de parques y en la Ciudad de México están planeados para este año, más de 600 mil m² en parques industriales. Aunque se prevé que debido a la actual incertidumbre y la baja actividad, para finales del 2020 se incrementará la tasa de disponibilidad entre 8-9%; números que no se veían desde 2011-2012.

De igual forma apuntó que los retos para lo que resta del año y el siguiente estarán en los precios de arrendamiento de naves industriales donde desarrolladores e inquilinos tendrán que establecer estrategias de precios para que no se vean afectados por las fluctuaciones del tipo de cambio, así como por la escasez de tierra, por lo que muchos inversionistas están apostando por adquirir espacios en el norte del país.